caesen
caesen

Benvinguts / Bienvenidos / Welcome

Primeros auxilios de las emergencias dentales en niños

¿Sabemos actuar correctamente cuando un niño sufre un accidente relacionado con los dientes?

Los primeros auxilios son una asignatura pendiente para nuestra sociedad, pero si además hablamos de tomar las primeras medidas en accidentes relacionados con la salud bucal, la ignorancia es aún más grande.

Por este motivo hemos preparado una serie de consejos para actuar de la mejor manera posible si lo necesitáis.

  • Dolor de muelas. Hay que limpiar cuidadosamente la zona que rodea la muela que duele. Si se trata de comida que ha quedado atrapada entre los dientes, se puede usar hilo dental con cuidado. Se puede enjuagar la boca con agua tibia y salada, pero no aconsejamos poner aspirina en la encía o en el diente que duele. Lo que sí es recomendable es aplicar compresas frías si hay hinchazón en la mejilla, así como tomar paracetamol y visitar al dentista.
  • Corte o mordisco en el labio, lengua o mejilla. Se puede aplicar hielo en la zona afectada. Si sangra, aplicar una presión leve con una gasa o tela limpia. Si el sangrado no se detiene en 15 minutos o no se puede controlar presionando, es necesario acudir a urgencias.
  • Caída de un diente definitivo. Lo primero que debe hacerse es hallar el diente. Sujetarlo por la corona, nunca por la raíz; se puede aclarar, pero sin restregar. Si es posible, hay que tratar de recolocarlo en su sitio; de no ser posible, deberá ponerse en un recipiente con agua o leche y visitar al dentista inmediatamente.
  • Ortodoncia rota. Si es posible retirar el aparato roto, retirarlo. Si no es así, habrá que cubrir la parte que molesta con algodón, gasa o chicle. Si se ha clavado en la encía, las mejillas o los labios, es preferible no tocarlo y acudir a urgencias rápidamente. Por último, si el aparato está roto, pero no molesta, no será necesaria la visita a urgencias en la mayoría de los casos.
  • Otras emergencias:
    • Posible fractura de mandíbula. Si sospechamos de una posible fractura en la mandíbula hay que inmovilizar los maxilares con una toalla o pañuelo y acudir inmediatamente a un hospital.
    • Sangrado después de la caída de un diente de leche. Se puede dar al niño a morder una gasa o tela limpia y repetir esta acción varias veces. Pero si el sangrado persiste habrá que acudir a un dentista.
    • Úlceras o llagas. En la farmacia se pueden adquirir preparados para aliviar las molestias. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en ocasiones las llagas son la consecuencia de una enfermedad; por eso, si persisten, hay que consultar con un dentista.

Estamos a vuestra disposición para cualquier consulta, ¡no dudéis en visitarnos!

Photo by Jose Ibarra on Unsplash

Leave a Reply

SOBRE NOSOTROS

Disfrutamos cuidando de las sonrisas de grandes y pequeños, y lo hacemos con equipo especializado en todos los campos de la odontología. Practicamos una odontología mínimamente invasiva y potenciamos de forma natural tu sonrisa. Buscamos la excelencia en cada tratamiento con los mejores materiales y tecnología dental.